Skip links

La importancia diversificar las inversiones

Es muy común que los inversores principiantes comiencen su jornada en el mundo de las inversiones destinando sus ahorros a solamente un tipo de activo. Con la popularización de las criptomonedas, por ejemplo, muchos inversores, sobre todo los más jóvenes, comenzaron a invertir sus ahorros en la más famosa de todas: el Bitcoin. Y si bien por algún tiempo haber invertido solamente en Bitcoin puede haber generado excelentes ganancias, todos sabemos que se trata de un activo muy volátil, y por lo tanto, muy riesgoso. 

En lo que va de 2022, quiénes invirtieron solamente en este activo seguramente no estuvieron satisfechos con el rumbo de sus inversiones, considerando la notoria caída en su valor. Sin embargo, los que prefirieron destinar su dinero a otros activos además del Bitcoin, sintieron mucho menos el impacto. Por eso, en este artículo te vamos a explicar la importancia de diversificar tus inversiones y las mejores formas de hacerlo. ¡Acompáñanos!

Por qué es importante tener una cartera diversificada

Seguramente te suena la vieja estrategia de “no poner todos los huevos en la misma canasta”, y con las inversiones pasa exactamente lo mismo. Repartir nuestros fondos entre distintos activos nos permite estar mejor preparados para la volatilidad de los mercados y así tener un menor impacto en el caso de bajas importantes, ya que distintos activos representan distintos riesgos y distintos retornos.

El concepto de diversificación se vuelve todavía más relevante en momentos de incertidumbre, cuando no existe claridad sobre el panorama al que se enfrentarán los mercados, como el que enfrentan las criptomonedas. 

Pero esto no significa de ninguna manera que no debemos comprar criptomonedas. De eso va la diversificación: puedes comprar Bitcoin tranquilamente, pero no deberías apostar todo tu dinero en eso. También podrías adquirir alguna altcoin o criptomonedas que estén atadas a valores como el dólar o el oro o mismo comprar acciones de empresas de diferentes sectores, por ejemplo. De esta manera, tu cartera quedará mucho más balanceada y podrás estar más tranquilo respecto a tus elecciones y a qué pasará con tu dinero. 

Además de disminuir el riesgo de pérdida de capital,  la diversificación te da la posibilidad de aplicar una mayor inversión en los activos que mejor conoces y que consideras que tienen una alta probabilidad de mantenerse estables o al alza. Y por otro lado, te da la libertad de probar activos de los cuáles todos están hablando pero que todavía no estás muy familiarizado. 

Leer también: Cuándo comprar, mantener o vender acciones

Cómo diversificar tus inversiones

Existen muchas maneras de diversificar una cartera de inversiones y todas dependen mucho del perfil del inversor, en qué momento de la vida se encuentra, cuánto dinero tiene para invertir, con qué activos se identifica, si quiere ganancias a corto o largo plazo, entre otros factores. 

Un inversor puede diversificar su cartera invirtiendo en distintos países o regiones,  en distintas monedas, en diferentes tipos de activos de renta fija o variable, como acciones, bonos y ETFs (fondos cotizados), diferentes tipos de sector, como consumo masivo, tecnología, productos primarios, petróleo y gas, o incluso en los distintos tipos de plazos ofrecidos por las instituciones financieras. 

Algo importante a tener presente es que la diversificación no necesariamente implica que tendremos los mejores rendimientos. Sin embargo, es cierto que con una estrategia de largo plazo, una cartera diversificada tiene más chances de superar a otras que enfocan su estrategia en un solo activo. 

Mientras algunos funcionarán bien, otros lo harán mal y en el largo plazo, esos roles podrían invertirse. De este modo, una cartera bien diversificada y sostenida en el largo plazo puede ser capaz de obtener el rendimiento histórico promedio del mercado.

Qué tener en cuenta al diversificar las inversiones

  • Es importante que los activos por los que apuestes tengan nula o baja correlación entre sí.
  • Los grandes inversores pueden apostar por múltiples activos, instrumentos financieros o empresas.
  • A los que disponen de un capital menor lo recomendable es que  apuesten por un número reducido de productos, que deben conocer bien para poder monitorearlos de forma efectiva. 
  • Evitar invertir en acciones y valores que estén concentrados en una sola zona geográfica o en empresas de un solo país y a un mismo sector económico.
  • Asignar a cada activo de la cartera una cantidad distinta de capital, considerando la fortaleza de cada uno.

Conclusiones

En definitiva, la diversificación se trata de una herramienta fundamental para que nuestras inversiones lleguen a buen puerto. Y como vimos a lo largo del artículo, es posible crear una cartera diversificada a partir de cualquier volumen de capital. No obstante, elegir bien su composición y el porcentaje destinado a cada posición resulta clave para conseguir rentabilidad.

En resumen, diversificar carteras de inversión es una opción inteligente porque permite maximizar ganancias y minimizar las pérdidas, posibilitando reducir al máximo los riesgos diversificables o no sistemáticos. Además, la diversificación puede abrir horizontes de inversión para todo tipo de inversores, ofreciendo más dinamismo en nuestras inversiones, gracias a la posibilidad de rebalancear nuestras carteras.

Leave a comment

Al hacer click en “Aceptar todas las cookies”, usted acepta que las cookies que se guarden en su dispositivo para mejorar la navegación del sitio, analizar el uso del mismo y colaborar con nuestros estudios para marketing.